Reciba nuestro Boletín de Noticias Semanal.

Regístrese

 

La movilización y participación organizada como ética ciudadana para una democracia plena

Posted on 0

En vísperas de conmemorarse el vigésimo noveno aniversario de la caída de la Dictadura y el inicio de un inédito periodo de libertades públicas, el Paraguay vive la angustia de un momento político y social plagado de corrupción y desigualdad.

A lo largo de este tiempo, la ciudadanía que ha sabido transitar el itinerario sinfín de la democracia, que ha logrado el avance hacia leyes e instituciones nuevas para la República, al igual que el cumplimiento con bastante eficiencia del ritual electoral y que ha generado múltiples formas de expresión, dibujando en el largo camino el contorno de identidades disidentes, también ha cuestionado la sistemática falta de correspondencia entre aquello que dicen las formas y lo que ocurre en la vida diaria de la gente.

Entre esas identidades disidentes, claramente, nos encontramos las organizaciones de Derechos Humanos, antes proscriptas y censuradas, hoy criminalizadas y estigmatizadas, pero aun así, luchando constantemente contra la discriminación, los abusos y la violencia estatal; a pesar de la certeza de ser acreedores de la incomprensión de la sociedad en muchos casos.

La fecha, sin dudas, es propicia para recordar la larga lucha por los Derechos Humanos, pero en la coyuntura que vive nuestro país, con una Justicia derruida por la corrupción y con las principales instituciones de la República capturadas por grupos de poder económico cuya vocación de lucro dejan cada vez menos espacio a la Democracia, preferimos señalar en esta ocasión, como un imperativo ético de la ciudadanía toda, el deber de movilización y participación organizada de la sociedad, en defensa de la dignidad humana, el medio ambiente y de la construcción de un verdadero Estado Social de Derecho. Asimismo, proclamamos la necesidad histórica que el gobierno sea ejercido por ciudadanos y ciudadanas que ubiquen en el centro de la gestión pública a las personas, y no a los intereses de las corporaciones empresariales y las mafias; de obrar así, estaremos honrando con creces la memoria de quienes nos precedieron en la lucha por un Paraguay digno, con justicia social y democracia plena.

Asunción, febrero 1 de 2018

 

Coordinación de Turno, Codehupy: Lila Molinier, Tape’a; Julia Cabello, Tierraviva; y, Vidal Acevedo, Serpaj-Py. Oscar Ayala A., Secretario Ejecutivo.

 

signature

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *