Reciba nuestro Boletín de Noticias Semanal.

Regístrese

 

Codehupy apoya las reivindicaciones del sector estudiantil

Posted on 0

La Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy) acompaña a los estudiantes secundarios del Paraguay en sus reclamos, y considera que los mismos son justos y se adecuan al derecho humano de recibir una educación de calidad.

El pasado miércoles 23 de agosto, jóvenes adheridos a la Unión Nacional de Centros de Estudiantes del Paraguay (Unepy) iniciaron una serie de movilizaciones a nivel país en reclamo de una educación pública libre, democrática y de calidad, sin discriminación de acceso y mantenimiento por causas económicas, raciales, étnicas, culturales, sexuales, ideológicas, políticas, religiosas o de género.

Quiere, asimismo, una educación pública mediante la cual los jóvenes del país tengan la posibilidad de acceder, estudiar libremente y conseguir un título de estudio que les permita tener la oportunidad de construirse una vida digna y conseguir un trabajo decente.

Por su parte este martes, más de un millar de estudiantes pertenecientes a la Federación de Estudiantes Secundarios (Fenaes) copó las calles del microcentro de Asunción y marchó hasta el Ministerio de Educación y Ciencia (MEC) con reivindicaciones claras y precisas que citamos a continuación:

_Mejora de la infraestructura escolar

_Alimentación para estudiantes de la Educación Media

_ Mayor presupuesto para la Educación Técnica

_ Compra de libros de texto

La mayoría de los sectores estudiantiles coincide en que el MEC, encabezado por el político colorado Enrique Riera Escudero no cumplió el acuerdo firmado en el año 2016 en el que se comprometía a mejorar integralmente la calidad edilicia de escuelas y colegios además de facilitar textos e insumos básicos para la educación.

Una serie de acciones directas emprendidas por los estudiantes secundarios, conocidas como “toma de colegios” – que consistía en ocupar las instituciones educativas por tiempo indefinido -, se expandieron por todo el país y provocaron la renuncia de la entonces ministra de Educación, Martha Lafuente, prima del presidente de la República, Horacio Cartes y quien fuera reemplazada a la postre por Riera, quien realizó una serie de promesas en un país en el que lamentablemente las escuelas siguen cayendo, poniendo en riesgo la integridad física e incluso la propia vida del alumnado y en varias comunidades del interior del país, las clases se desarrollan bajo los árboles al no contar con la mínima infraestructura.

 

 

 

signature

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *